martes, enero 26

Nada es como lo describen

Sólo soñaba con ser querida, amada, que alguien pudiera pensarme todo un día y me cogiera por las manos y me dijera que era su mundo, su todo... Las lágrimas lo notan, sabes por qué mi cabeza se juega el maltrecho reino del corazón; pero no puedo negarlo, me duele, muchísimo... pero sé que no puede amarle sin odiarle o quizá desearle el mal. Sé que junto a todo, el tiempo pasará y yo olvidaré todo el dolor, la cicatriz será grande y puede que vuelva a sangrar, pero al menos será enmendada...

-Sólo era un niño- me decían... -No te quería, te usaba...- me recordaban. Pero y qué, yo sólo me sentía tal como un ave pierde sus alas, derrumbada, sin uso y decrépita entre tanta mierda que rodea el mundo. ¿Se puede vivir con un hueco en el pecho, negro de tanto dolor y rojo por tanta sangre que perdió? Me encantaría responder ese cuestionante, pero llevo viviendo con la misma pregunta en mi cabeza y el hueco, no se cura... he vivido poco de un mes así.. De pronto si se puede vivir así. Como estúpida tal vez.

Pensé que Camile no podría sentir algo, algo bueno, bonito y lujoso... Camile es solo rebeldía, dice lo que se le da la gana decir y ya. Olivier ha estado encerrada por mucho tiempo, Camile salió y Camile respiró. Supongo que Camile será un regidor de vida, porque alquella que no conozco, la peligra y la demente, la que quiere sangre y la que engaña, no será oparte de mí, amenos que la conozca.... Y prefiero no hacerlo. Total.

Cam era la tonta, la estúpida, la pequeñaja tontuela que se andaba enamorando de cualquier guapetón y se regía por los sentimientos. Ella se opacó, se dejó opacar, cuando salió Camile y Shadow en su vida, porque ellas, le dieron sentido a su vida, de mala manera, pero le dieron sentido a su vida. Puede que tenga dentro de mí algo de Cam, pero Camile me gobierna junto a Shadow... ¿De qué vale seguir siendo la maja si las tontadas desaparecieron ya? CRECE de una buena vez, madura y sé fuerte. Sé quien quieres ser y deja que las monadas sigan y no te rocen el cuerpo...


Porque puede que me acerque tanto a tí, que me puedas sentir las pestañas...

No hay comentarios: