miércoles, mayo 30

Me gusta tomar café sola y leer a solas. Me gusta viajar en el autobús sola y caminar sola a casa. Me da tiempo para pensar y poner mi mente libre. Me gusta comer sola y escuchar música a solas. Pero cuando veo a una madre con su hijo, una mujer con su amante, un amigo que ríe con su mejor amigo, me doy cuenta de que a pesar de que me gusta estar sola, no me apetece estar sola. El cielo es hermoso, pero la gente está triste.Sólo necesito a alguien que no va a huir.

miércoles, mayo 2

Tenía ganas de decirle que le he pensado mucho, que su ausencia ha servido para añorarle de una forma distinta. Quería decirle que no han sido buenos días, que la debilidad me ha atacado en forma de lagrimas. Quería decirle que me parece que la tristeza inunda páginas de mis textos. Quería decirle tantas cosas… pero no le he dicho nada, como muchas veces, mis confesiones se han hecho nudos en mi garganta.
Palabras al viento.