miércoles, junio 29

¡Mi entrada número 100! FCKH8.com


Felicidades a... ¿mi?

El caso es que dadas las recientes noticias de los Estados Unidos de América, llámada US, EUA, USA, etc... Estoy en la obligación de hablar sobre New York, Nueva York.

Se ha aprobado el matrimonio gay en el estado de New York. ¡BUENAS NUEVAS, NEOYORKINOS! ¡Lo hemos logrado! Luego de cientos de días al fin tenemos la alegría de anunciar que hay matrimonio gay en el estado.
Si ustedes preguntan, bloggeros, no, no soy gay ni lesbiana ni bisexual. I'm straight! ¿Pero importa? ¡A los que llaman 'esa gente' pues me cago en sus putas madres! ¡SON PERSONAS TAMBIÉN Y MERECEN TODOS LOS DERECHOS, IGUALES, QUE CUALQUIER OTRO CIUDADANO!
Homofóbicos de mierda.

Acá les dejo una nueva publicidad, muy MUY llamativa sobre Fuck the Hate Against Homophobics llamada FckH8 -link-, donde los videos muestran la inconformidad sobre estos seres que no creen en una igualdad. Fuck you, idiot! Acá les comparto el que más me ha gustado, póngale atención a chiquilla de coletas, les encantará.
Y sí, tengo ganas de una camiseta, un buso o al menos una manilla. Quiero una. Ya. En este instante. Fuck.



viernes, junio 24

La gente es cruel, somos crueles.

¿Que por qué me decepciono tanto de las personas? Porque todas fallan. Incluso yo. Todos fallamos. Todos somos comidos por el orgullo, la impaciencia y el meimportauncoño. Pero así vivimos, nos acostumbramos y ya. ¿O soy sólo yo? Bueno, ya me acostumbré de que todos me fallen, cuente mis más profundos secretos y los tiren por una borda. O que se alejen. O que yo me aleje y sea el habitual No lo sé, pero y qué.

Te fuiste. Te fuiste sin siquiera decir palabra alguna. Sin siquiera dejar un mensaje, una llamada, un timbrazo al móvil, nada. ¿Qué te hice? No, no eras tan importante. Y ahora te vas a nosédónde y yo sin saber de ti. Sé que era un juego pero yo te quería. Te quería un poco. Me fastidiabas pero para tenerme cerca. ¿Dónde estarás? ¿Holanda dijiste? Gracias por dejarme a un lado y...

A lo que va tanta cosa es el por qué, por qué me dejaste, por qué cambiaste, por qué te empeñaste en que no era bueno el estar juntos, de disfrutar un tiempo sin un compromiso o estar atado a el. ¿Qué hice? Yo me preocupaba por ti, no te necesitaba pero tampoco me importabas un rábano. Espero al menos que cuando regreses, digas que estás vivo, o por ahora... Ayer estuve en el aeropuerto despidiendo a mi hermana y tu de seguro estabas allá. Idiota.

martes, junio 21

Mi verdadero monólogo.

Sí, el viernes cumplí dieciocho años de vida. Dieciocho años en los que he sido feliz, he sufrido, he amado, he odiado y he sido ermitaña.
¿Dieciocho años qué son para mí? Nada anormal. ¿Qué es normal para mí? Nada, pero esta fecha no ha cambiado casi nada en mi vida ni creo que lo haga, ¿por qué? Porque primero hay que madurar y no andar diciendo que tengo ¡los 18¡ y que puedo hacer de mi vida lo que me plazca. Sinceramente pienso que las cosas se van dando a medida que van sucediendo; pienso también que con sólo decir que quiero madurar -y no es por alardear-, pero mucha gente me dice que las chicas de mi edad son una desaforadas sin control, que se creen lo mejor y que con tal de tener algo de diversión, lo hacen sin saber las consecuencias, sinceramente mucha gente me dice que soy madura para mi edad... ¿Madura? La vida me va enseñando día tras día algo, nadie lo sabe todo ni nadie es totalmente maduro ante una situación. Digan lo que quieran, yo me creo una pequeñaja que está aprendiendo a vivir y apenas tiene dieciocho años, no me siento 'grande' pero tampoco indefensa.

Ahora, a vivir aprendiendo.


jueves, junio 9

C'est un impression...

¡Cuidado!
Viene detrás tuyo, como ventisca que atrapa el océano de cuando en vez para formar molinos.
Huyes de el, despavorida, corriendo, tratando de que no te alcance.
Te duele la garganta, empiezas a sentir el sabor a metal y sangre de ella.
Empiezas a sentir el aire frío que corre por tu faringe.
El sudor empieza a ser frío por tu frente y tu espalda.
Tus pies dan pasos largos, pero en cada uno, el músculo de tus pantorrillas se contrae demasiado.
Te duelen tus muslos, tus brazos siguen moviéndose mientras corres.
Era elegir lo fácil y lo correcto.

Ella optó por el camino correcto, por eso corría.
Corría de sus pensamientos, de sus desgracias y alegrías.
Corría de sus sentimientos, de su belleza y de su valor.
Corría de todo aquello que le llenara la vista de recuerdos.
Ella soñaba despierta, agonizaba en pesadillas durmientes.
No contaba más que con un recuerdo difícil de borrar.
'¿Borrar?' -decía ella. 'Yo nunca quise que pasara tal cosa' -se repetía.
Siendo así que decidió tomarse las píldoras del olvido...
Olvidó todo.
Olvidó hasta su nombre y en dónde vivía.
Se mudó y empezó una nueva vida.
Empezó desde ceros, no conocía a nadie y a los que casi recordaba, también decidió borrarlos.
Mató cualquier sentimiento, recuerdo, escrito y palabra que sintió o dijo alguna vez.
Mató el tiempo. Mató sus esfuerzos. Mató toda clase de experiencia que tenía.
Era alguien nueva, mujer nueva.

Al poco tiempo, empezó a recordar algunos detalles.
Pequeños, pero profundos.
Se empezó a llenar de dudas, ambiciones y nostalgia.
La nostalgia se la estaba comiendo.
Sentía su pequeño corazón destrozarse y no sabía por qué.
Empezó a buscar respuestas, algo que le hiciera recordar.
Buscó lo que buscaba: en el último cajón de los recuerdos que no sabía que tenía.
'¿Qué es esto?' -se preguntó -'Esto lo recuerdo...'.
Y entre tantos desvaríos, pesadillas guardadas, candelabros con velas gastadas y demás,
encontró un envase.
Muy parecido al de unas píldoras. La etiqueta decía 'Píldora del olvido'.
Luego recordó todo... Qué ironía, verdad?

Cayó en un pozo sin fondo por varios días y se dio cuenta de que, por más que quisiera olvidar, nunca conseguiría hacerlo del todo
Probablemente siga en el pozo, como puede que no.
Chica terca, no debiste buscar en ese cajón de recuerdos.