martes, enero 5

Me robaron la alegría

Pasaba de una amargura excepcional a una depresión momentánea... ¿Se parecen? A lo mejor no y yo solo sea una tonta. A lo mejor era que mi estado de ánimo siempre fuera el mismo... Depresivo y cambiante, pero siempre del mismo modo. Alguien me hacía cambiar... alguien a quien le decía una palabra y me la respondiera y mis cachetes empezaran a hincharse porque una sonrisa de pronto estuviera enmarcándose. Esa persona tiene todo el derecho a conocer más personas, a ser totalmente social, a conocer el mundo, a saber cómo es el mundo... ¿Pero y si lo que conoció te la arrebata de las manos? De pronto no era de esperarse y no era lo indicado para ti. Tal vez era una señal de que tienes otra cosa que hacer y no estar con ella (aunque te duele y no le veas más)... Tal vez nos pase siempre.. Siempre nos quitan la alegría al rato de encontrarla o nos dura pocas horas, tal vez días, pero te la quitan.. Por lo menos a mí. Yo solo quiero ser feliz en todo... ¿Pero cuál es el precio de la felicidad? Según lo que dice, yo no soy feliz ni tengo felicidad, aunque sé que no me puedo guiar por una definición en la net.

Felicidad según Wikipedia: La felicidad es un estado de ánimo caracterizado por dotar a la personalidad de quien la posee de un enfoque de medio positivo. Es definida como una condición interna de satisfacción y alegría.

No hay comentarios: