martes, marzo 2

Inevitable, insoportable

El no tenerte me da pánico, el no tenerte entre mis brazos hace que yo tiemble de horror, que muera pavóricamente, que me extinga.
Me encanta, sí, me encanta la forma en que me hablas, esa melosería que tanto odiaba se ha convertido en la única que realmente vaya a amar en toda mi vida. No te quiero perder, no soportaría siquiera que te alejes de mí, dos días. Porque hay un día sin saber de tí y me vuelvo marañas. Que si las horas pasan y no pueda verte me afectan: No solo me afectan: me enloquecen, odio no tenerte conmigo, quiero saber de tí todo el tiempo, quiero afrontar todo lo que viene contigo, TODO.

Quiero estar contigo todo el tiempo, sin ser una goma de mascar, pero esa necesidad de tenerte es incomparable, quiero tenerte en mis brazos, acariciarte, dormirme en tus hombros, Sentirte.

Quiero cogerte de las manos y caminar por todos lados así contigo, comerme un helado o un café sin importar qué pase, que salir al parque a pasear o a jugar a balancearme por el columpio sintiendo la brisa en mi cara y solo pensar en tí.... Quiero ser de tí, quiero ser de tu pertenencia.


No quiero nada más, sino estar contigo y dejar pasar los segundos como si fueran horas, lentas. Te quiero más que a nada en el mundo

2 comentarios:

Smoc dijo...

Me gusto tu entrada, creo que asi debe sentirse estar profundamente enamorad@.

Gracias por visitar mi Blog eres bienvenida cuando quieras.

Aty dijo...

gracias por describir como yo no habria podido este sentimiento.