viernes, junio 24

La gente es cruel, somos crueles.

¿Que por qué me decepciono tanto de las personas? Porque todas fallan. Incluso yo. Todos fallamos. Todos somos comidos por el orgullo, la impaciencia y el meimportauncoño. Pero así vivimos, nos acostumbramos y ya. ¿O soy sólo yo? Bueno, ya me acostumbré de que todos me fallen, cuente mis más profundos secretos y los tiren por una borda. O que se alejen. O que yo me aleje y sea el habitual No lo sé, pero y qué.

Te fuiste. Te fuiste sin siquiera decir palabra alguna. Sin siquiera dejar un mensaje, una llamada, un timbrazo al móvil, nada. ¿Qué te hice? No, no eras tan importante. Y ahora te vas a nosédónde y yo sin saber de ti. Sé que era un juego pero yo te quería. Te quería un poco. Me fastidiabas pero para tenerme cerca. ¿Dónde estarás? ¿Holanda dijiste? Gracias por dejarme a un lado y...

A lo que va tanta cosa es el por qué, por qué me dejaste, por qué cambiaste, por qué te empeñaste en que no era bueno el estar juntos, de disfrutar un tiempo sin un compromiso o estar atado a el. ¿Qué hice? Yo me preocupaba por ti, no te necesitaba pero tampoco me importabas un rábano. Espero al menos que cuando regreses, digas que estás vivo, o por ahora... Ayer estuve en el aeropuerto despidiendo a mi hermana y tu de seguro estabas allá. Idiota.

2 comentarios:

Doamna care plânge dijo...

Que horrible a mi me paso algo parecido

Ana Pao dijo...

Fijate que yo tengo un nuevo blog y como es el primero que hago, me gustaria que te pasaras y comentaras.

johamsclan.blogspot.com

XOXO Ana Pao