martes, agosto 17

Volvió lo que menos esperaba...

Sí, he vuelto a soñar con él. No lo hacía hace meses, menos como fue éste último. Son las 0:26 del lunes y yo soñé ésto hace veinticuatro horas así que no recuerdo del todo, pero intentaré.



Soñé que estabamos en mi casa pasando el rato, esperando a que pasaran las horas y a mi me encantaba. De repente estabamos solos, completamente solos... No lo sé, no sé ni por qué sueño esas niñeriadas si sé que no van a pasar -dentro de un rato, supongo...- pero duele recordarlo.
Me encantaba tenerle a mi lado, en mi habitación titubeando cuññanto le quería -quiero- y cosas por el estilo... No lo sé, no soy empalagosa pero no sé por qué... Recuerdo que me besaba tiernamente como siempre -¿siempre?- lo hacía y a mi me encantaba... Tenía esa extrañeza que nadie tenía, ese sunshine que no le veo a nadie más...

No recuerdo bien qué siguió después. Me desperté a las diez veintitres de la mañana con una cara de asustada -me imagino- ya que sentía correr las lágrimas por mis mejillas... Era necesario verle. Es necesario... Y me puse a imaginarme cosas. Ese tipo de fantasías absurdas que una chica rosa suele soñar. Me puse a escuchar la música que me recuerda a él... Luego siguió el día, haciendo mis deberes y demás... Pero siempre, siempre él en mi mente... Y sigue aún ahí...

Le extraño tanto que duele...
No sé cómo no lloro ni carcajeo de ésto, si supiera canalizar el dolor de una forma... La única sería verle... Pero es tan... difícil. Y aunque todo esté en mi contra, lograré mi felicidad de algún modo... Lo necesito más que nunca, y aunque no esté, sé que todo estará bien... Igual, TODO PASA POR ALGO...







Y ésta canción.................. Duele incluso tararearla.

No hay comentarios: