lunes, agosto 23

I will never show my arms again...

Si bien, la vida es para vivirla felizmente... ¿Qué carajos hago viva?

Pregunta que me hago diariamente al empezar a abrir los ojos de un sueño donde soñé... Y es tan oscuro que me aterra recordarlo. Recuerdo que el sueño me decía que debía coger la navaja y clavármela en el pecho... ¿O no? Recuerdo que las cicatrices son más que algo que quiera para mí... Mis cicatrices no son más que unos rasguños pequeñajos... Quisiera ampliarlas.

No lo sé, no pensaba en el suicidio hace ya meses... No...
Ni siquiera puedo pensar en su nombre o en su cara, su voz o su... su boca. No sé a qué hora lo... perdí. Se supone que era mío y solamente mío pero no de mi pertenencia, sólo tenía la etiqueta de que era de Camile, PERO ERA MÍO... Si supiera de aquello... Pero mi cabeza me dice que haga cualquier cosa.

Y eso haré... No soporto tener que vivir en un mundo donde me toca competir con unas crías o con unos tíos imbéciles que ni se aguantan a ellos mismos... Me encantaría saber si aquello que alguna vez pasó, sigue ahí, en su corazón o si acaso lo recuerda, o si lo olvidó. Son vagos mis recuerdos sobre todo, pero dejan de serlo al concentrarme...
Ahora sólo queda una pesadilla... Y no precisamente para soñarla, sino para, desgraciadamente, vivirla...

1 comentario:

Franck dijo...

Hola soy administrador de una red de blogs estuve visitando tu página http://unalindamanzana.blogspot.com/ y me pareció muy interesante. Me encantaría que pudiéramos intercambiar links y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestros páginas.
espero tu amable respuesta.
muchos Exitos y sigue adelante con tu blog.

saludos



Franck
contacto: rogernad08@gmail.com